Protege a tus vinos con el análisis del sulfuroso

04/04/2016
Protege a tus vinos con el análisis del sulfuroso

Con la llegada de la primavera desde REDLAB aconsejamos el control del grado de protección de los vinos a través del análisis de anhídrido sulfuroso libre.

 
En esta época del año comienza a hacer calor y, después de estos meses de frío, las bodegas empiezan a calentarse y con el transcurso del tiempo y este calor el sulfuroso del vino pasa de su forma molecular (vino protegido) a su forma combinada, en la cual los microorganismos del vino (levaduras, bacterias…) se reactivan.

Un subproducto de la actividad de estos microorganismos es el ácido acético que, por todos es bien sabido, es el responsable del grado de avinagramiento del vino. Es por esta razón que es imprescindible controlar la acidez volátil del vino en beneficio de su calidad y el anhídrido sulfuroso se añade con el objetivo de inhibir toda esa flora residual.

 

Hablemos un poco más del sulfuroso libre. Sus funciones al ser adicionado al vino en la dosis adecuada son: antisépticas, antioxidantes y desinfectantes. Esto le hace una herramienta casi imprescindible en las bodegas. Sin embargo, un uso sobredimensionado del mismo puede ser perjudicial para la salud debido al carácter alergénico para algunas personas de los sulfitos. Es por eso que la FDA (Food and Drug Administration) determina obligatorio su mención en las etiquetas cuando su concentración es superior a 10mg/l, de ahí la explicación de la frase “contiene sulfitos”.

Sección: Notas de Prensa

Noticias Anteriores