Identificación de los alérgenos del vino

30/03/2015
Identificación de los alérgenos del vino

Seguro que muchos de ustedes están recibiendo solicitudes de su red de distribución sobre la posibilidad de presentar un documento acreditativo sobre los posibles alérgenos que contienen los vinos que elaboran y comercializan.

Desde RedLab, tratamos de ayudarles a identificar mejor las posibilidades reales en los vinos actuales así como de la Normativa obligatoria que deben cumplir.

La normativa de alérgenos: REGLAMENTO DE EJECUCIÓN (UE) No 579/2012 DE LA COMISIÓN de 29 de junio de 2012 que modifica el Reglamento (CE) no 607/2009 por el que se establecen determinadas disposiciones de aplicación del Reglamento (CE) no 479/2008 del Consejo en lo que atañe a las denominaciones de origen e indicaciones geográficas protegidas, los términos tradicionales, el etiquetado y la presentación de determinados productos vitivinícolas

  1. Alérgenos (en negrita ponemos los productos enológicos que pueden ser alérgenos en vino).
    • Cereales que contengan gluten y productos derivados
    • Crustáceos y productos a base de crustáceos
    • Huevos y productos a base de huevo Pescado y productos a base de pescado (excepto gelatina de pescado o ictiocola utilizada como clarificante) (producto enológico albúmina y lisozima).
    • Cacahuetes y productos a base de cacahuetes
    • Soja y productos a base de soja
    • Leche y derivados (incluida la lactosa) (producto enológico: caseína)
    • Frutos de cáscara y productos derivados
    • Apio y productos derivados
    • Mostaza y productos derivados
    • Granos de sésamo y productos a base de granos de sésamo
    • Dióxido de azufre y sulfitos en concentraciones superiores a 10 mg/kg o 10 mg/l expresado como SO2
    • Altramuces y productos a base de altramuces
    • Moluscos y productos a base de moluscos
  1. Es importante considerar que la reglamentación no afecta a aquellos vinos en los que la presencia de alérgenos no haya sido detectada, conforme a los métodos de análisis de la OIV.  Es decir, que si se emplea albumina, lisozima o caseína, pero después del tratamiento y trasiego, su contenido está por debajo de 0,25 mg/L NO HAY OBLIGACION DE MENCIONARLO EN EL ETIQUETADO.
  1. Los clarificantes a base de proteína de pescado se han quedado fuera de la normativa, por lo que no será necesario indicar su presencia en el etiquetado.
  1. La norma entró en vigor el 30 de junio de 2012 pero solo se aplicará en los vinos elaborados total o parcialmente a partir de uvas de la cosecha de 2012 y de años posteriores. Es decir, quedan fuera de esta normativa todos los vinos de cosechas anteriores. Después de esta fecha, en virtud de la normativa vigente, el etiquetado con las menciones contiene huevo o contiene albúmina de huevo y contiene leche o contiene caseinatos de leche será obligatorio.
Sección: Notas de Prensa

Noticias Anteriores