La importancia de cumplir con los parámetros del agua en la industria alimentaria

09/03/2015
La importancia de cumplir con los parámetros del agua en la industria alimentaria

El agua es el alimento más consumido del mundo. Su abastecimiento para el consumo humano puede presentar una serie de riesgos para la salud, así como actuar como vehículo de transmisión de múltiples microorganismos.

Para las industrias alimentarias existe una regulación nacional que obliga a realizar analíticas del agua. Tanto si se recoge directamente de la red pública como si la captación es propia o mixta, es obligatorio cumplir una serie de parámetros.

Olor, sabor, color y turbidez son caracteres organolépticos que tienen que ser medidos  para comprobar que se cumplen las normas de calidad. En el aspecto físico-químico hay que tener en cuenta el pH, la conductividad, los niveles de Amonio y el cloro. También la presencia de microorganismos como la Escherichia coli u otro tipo de bacterias coliformes.

Los análisis deben de ir más allá si se trata de aguas procedentes de captaciones propias porque hay que garantizar que el agua es potable. Las empresas alimentarias deben hacer un  control de calidad de agua, ya que son las únicas responsables a lo largo de la red de distribución y de establecer las medidas correctoras si los niveles no cumplen la normativa.

Para realizar las analíticas ahora lo tiene muy fácil con REDLAB, un laboratorio especializado que le evita asumir riesgos innecesarios asegurando la calidad de su agua. Además, en REDLAB le asesoraremos y ayudaremos sobre los resultados.


Sección: Notas de Prensa

Noticias Anteriores