¿Cómo se realiza el test de conductividad de un vino?

02/02/2015
¿Cómo se realiza el test de conductividad de un vino?

La conductividad se define como la capacidad de una sustancia de conducir la corriente eléctrica. Esta variable depende de la cantidad de sales disueltas presentes en el líquido y saber la conductividad de un vino nos proporciona una medida del contenido global de sales disueltas. Se trata de unas sales que el vino posee de forma natural, que pueden precipitar tras sufrir un proceso de enfriamiento, especialmente bitartrato potásico y tartrato cálcico, generando un sedimento o poso.

Previo al embotellado del vino, tanto del tinto como del rosado o del blanco, es muy recomendable la realización este análisis, denominado test de conductividad o test de Bulton, que nos dará, junto al resultado de otros análisis a realizar paralelamente, una orientación sobre el riesgo que tiene nuestro vino de generar posos cristalinos. Al igual que los posos provenientes de materia colorante, estos cristales de sales son considerados como indeseables para un gran porcentaje de los consumidores de vino.

Como observamos en las fotografías, para realizar esta prueba enfriamos el vino hasta una temperatura aproximada de 0ºC, y la medida de su conductividad antes y después de provocarle una sobresaturación de sales (mediante la adición de una sal de potasio) para orientarnos sobre el riesgo a la generación de precipitados del vino.

Sección: Notas de Prensa

Noticias Anteriores